Informe Mundial sobre las Drogas 2017: 29,5 millones de personas sufren de trastornos relacionados con el consumo de drogas, los opioides son los más dañinos

5 Julio 2017

  

La Paz, 5 de julio de 2017 (Naciones Unidas) – El Representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por su sigla en inglés) en Bolivia, Antonino De Leo, presentó el Informe Mundial sobre las Drogas 2017 en un evento realizado esta mañana, en La Paz, con la participación de autoridades nacionales y representaciones diplomáticas y de la sociedad civil.

En 2015, alrededor de 250 millones de personas consumían drogas. De éstas, alrededor de 29,5 millones de personas -o sea el 0,6% de la población adulta mundial- participaban en un uso problemático y sufrían de trastornos relacionados con el uso de drogas, incluida la dependencia. Los opioides eran el tipo de droga más dañino y representaban el 70 por ciento del impacto negativo en la salud asociado con los trastornos de uso de drogas en todo el mundo, según el último Informe Mundial sobre las Drogas, publicado por la UNODC.

Los trastornos relacionados con el uso de anfetaminas también representan una parte considerable de la carga mundial de morbilidad. Y mientras que el mercado de nuevas sustancias psicoactivas (NPS por su sigla en inglés) es todavía relativamente pequeño, los usuarios desconocen el contenido y la dosificación de sustancias psicoactivas en algunas NPS. Esto potencialmente expone a los usuarios a riesgos graves adicionales para la salud.

El Informe Mundial sobre las Drogas de 2017 ofrece una visión global de la oferta y demanda de opiáceos, cocaína, cannabis, estimulantes de tipo anfetamínico y NPS, así como de su impacto en la salud. El Informe destaca la evidencia científica acerca del daño causado por la hepatitis C entre las personas que usan drogas y muestra una mayor diversificación del próspero mercado de las drogas, así como la modificación de los modelos de negocio para el narcotráfico y la delincuencia organizada.

El Informe encuentra que la hepatitis C está causando el mayor daño entre los 12 millones de personas que se inyectan drogas en todo el mundo. De este número, uno de cada ocho (1,6 millones) vive con el VIH y más de la mitad (6,1 millones) vive con hepatitis C, mientras que alrededor de 1,3 millones sufren ambas, hepatitis C y VIH. En general, tres veces más personas que consumen drogas mueren por hepatitis C (222.000) que por VIH (60.000). Sin embargo, el Informe hace hincapié en que a pesar de los recientes avances en el tratamiento de la hepatitis C, el acceso al mismo sigue siendo deficiente, por su alto costo en la mayoría de los países.

Antonino De Leo recordó que en 2017 se cumplen 20 años del Informe Mundial sobre las Drogas, que llega en un momento en que la comunidad internacional ha decidido seguir adelante con una acción conjunta, como resultado de la sesión especial de la Asamblea General de la ONU (UNGASS) de 2016 sobre el problema mundial de las drogas.

De Leo, citando al Director Ejecutivo de la UNODC, Yury Fedotov, destacó que el documento final de la UNGASS contiene más de 100 recomendaciones concretas para reducir la demanda y la oferta. Sin embargo, como señaló Fedotov, “hay mucho trabajo por hacer para enfrentar los muchos daños que las drogas infligen a la salud, el desarrollo, la paz y la seguridad, en todas las regiones del mundo”.

Según el Informe, la producción de opio ha aumentado y el mercado de la cocaína está prosperando. En 2016, la producción mundial de opio aumentó un tercio en comparación con el año anterior y esto se debió principalmente a la mayor producción de adormidera en Afganistán. El Informe también apunta a la expansión del mercado de la cocaína, de tal manera que a partir de 2013-2015, el cultivo del arbusto de coca aumentó en un 30 por ciento principalmente como resultado del aumento del cultivo en Colombia. Después de un período de declive, hay signos de que el consumo de cocaína está aumentando en los dos mayores mercados, América del Norte y Europa.

El Informe subraya que, en 2014, los grupos transnacionales de delincuencia organizada en todo el mundo habían generado entre un quinto y un tercio de sus ingresos por ventas de drogas. Las comunicaciones móviles ofrecen nuevas oportunidades a los traficantes, mientras que las redes informáticas paralelas (también llamadas “dark net” en inglés) permiten a los usuarios comprar anónimamente medicamentos con cripto-moneda, como bitcoin. Si bien el tráfico de drogas en estas redes informáticas paralelas sigue siendo pequeño, hubo un aumento en las transacciones de drogas, de alrededor del 50 por ciento anual entre septiembre de 2013 y enero de 2016, según un estudio. Los compradores típicos son usuarios recreativos de cannabis, “éxtasis”, cocaína, alucinógenos y NPS.

El espectro de sustancias disponibles en el mercado de la droga se ha ampliado considerablemente, según el Informe. El mercado de los opiáceos en particular se está diversificando, con una combinación de sustancias controladas a nivel internacional como la heroína y medicamentos recetados, que se desvían del mercado legal o se producen como medicamentos falsificados. Las NPS siguieron evolucionando de tal forma que, en 2015, el número de sustancias reportadas casi se había duplicado hasta 483 en comparación con 260 NPS en 2012.

En la presentación del Informe se señaló también que algunos grupos terroristas dependen del dinero de las drogas. Sin el producto de la fabricación y el tráfico de drogas, que representan casi la mitad de los ingresos anuales de los talibanes, el alcance y el impacto de los talibanes probablemente no sería lo que es hoy. Hasta el 85% del cultivo de opio en Afganistán ocurre en territorio controlado por los talibanes.

Después de la presentación del Informe, el Representante de la UNODC invitó a una exposición de fotografías y materiales producidos en las áreas de desarrollo integral, prevención y tratamiento del uso indebido de drogas y a degustar café producido en el municipio de La Asunta con el apoyo de la UNODC, en el marco de un programa de desarrollo integral.

———

Acerca del Informe Mundial sobre las Drogas 2017

El Informe Mundial sobre las Drogas 2017, disponible solamente en inglés, se presenta en un nuevo formato de cinco fascículos con objeto de facilitar las consultas y, al mismo tiempo, mantener el caudal de información que contiene.

 

En el fascículo 1, se resume el contenido de los cuatro fascículos sustantivos siguientes y se presentan las conclusiones y consecuencias en materia de políticas. El fascículo 2 trata de la oferta y el consumo de drogas y sus consecuencias para la salud. El fascículo 3 se centra en el cultivo, la producción y el consumo de las tres clases de drogas de origen vegetal (la cocaína, los opiáceos y el cannabis) y las repercusiones de las nuevas políticas relativas al cannabis. El fascículo 4 contiene un extenso análisis del mercado mundial de drogas sintéticas y la mayor parte del análisis para la evaluación mundial trienal de las drogas sintéticas. Por último, el fascículo 5 contiene un examen del nexo entre el problema de las drogas y la delincuencia organizada, las corrientes financieras ilícitas, la corrupción y el terrorismo.

 

El Informe Mundial sobre las Drogas 2017, realzado por su nuevo formato, tiene por objeto, como siempre, hacer que se comprenda mejor el problema mundial de las drogas y contribuir a promover la cooperación internacional para contrarrestar sus repercusiones en la salud y la seguridad.

 

El Informe Mundial sobre las Drogas 2017 se encuentra publicado en el sitio web de la UNODC: www.unodc.org/wdr/2017

Comentarios

MENU